PARA EFECTOS DE DETERMINAR LA COMPETENCIA NO PUEDEN CONFUNDIRSE EL DOMICILIO DE NOTIFICACIONES CON LA DIRECCIÓN INDICADA PARA EFECTUAR LAS NOTIFICACIONES AL DEMANDADO (CÓDIGO GENERAL DEL PROCESO) – CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA CASACIÓN CIVIL

CONSIDERACIONES: 

  1. Como la demanda fue presentada el 11 de diciembre de 2015, se aplicarán las disposiciones correspondientes al Código de Procedimiento Civil, en atención a lo previsto por el inciso 3º del artículo 40 de la ley 153 en 1887, modificado por el 624 del Código General del Proceso, según el cual, «[l]a competencia para tramitar el proceso se regirá por la legislación vigente en el momento de formulación de la demanda con que se promueva, salvo que la ley elimine dicha autoridad».

    2. Igualmente, de conformidad con lo establecido en el numeral 8º del canon 625 ibídem «[l]as reglas sobre competencia previstas en este Código, no alteran la competencia de los jueces para conocer de los asuntos respecto de los cuales ya se hubiere presentado la demanda (…).

    3. Así las cosas y en razón de hallarse enfrentados en este asunto, Juzgados de diferente Distrito Judicial, compete a la Corte definirlo, según lo dispuesto en los preceptos 28 del Estatuto Procesal Civil y 16 de la Ley 270 de 1996, modificado por el 7º de la 1285 de 2009.

    4. Ahora, de acuerdo con el artículo 29 de aquella normativa, reformado por el 4º de la ley 1395 de 2010, corresponde al magistrado ponente dictar la respectiva providencia de fondo.

    5. En materia de competencia territorial, el numeral 1º del artículo 23 del C. de P.C. y actualmente, el mismo ordinal del precepto 28 del Código General del Proceso, sientan las pautas determinantes de ella, fijando, como regla general, que el conocimiento de los asuntos contenciosos le está adscrito al Juez del «domicilio del demandado».

    6. Lo anterior implica que el juzgador debe verificar a partir del libelo genitor los aspectos que definen la facultad para tramitar un litigio, circunstancia que «le impone la insoslayable tarea de atender la información que sobre el particular le brinde el promotor del escrito introductor» .

    7. En el expediente consta que la gestora del cobro presentó su demanda ante los «Juzgados Civiles Municipales de Bogotá – Reparto» manifestando que su acción la dirigía «contra el señor Lisimaco Niño Pinzón, domiciliado en esta ciudad».

    8. Cuando se trata de acciones ejecutivas con las cuales se persigue el cobro de derechos incorporados en títulos valores, para la asignación de competencia debe tenerse en cuenta la regla general prevista en el numeral 1º del artículo 23 del C. de P.C., actualmente 28 del Código General del Proceso, y no el ordinal 5º que hace referencia al «foro contractual» o «de las obligaciones».

    Al respecto, esta Corporación entre otros, en auto, AC24-2016-, rad. 2014-02656-01, reiteró:

    «(…) en tratándose de juicios ejecutivos a través de los cuales se persigue el cobro de obligaciones contenidas en títulos valores, resulta importante insistir en que, al momento de determinar la aludida facultad ‘debe atenderse a lo consagrado en el numeral 1º citado, y no a lo previsto en el numeral 5º del artículo 23, el cual hace referencia al ‘foro contractual’ o ‘de las obligaciones’ (…) [pues] el lugar de pago o cumplimiento pactado literalmente en los títulos valores, según los artículos 621, 677 y 876 del Código de Comercio, sólo es aplicable tratándose del cobro extrajudicial de estos documentos, es decir en lo tocante al fenómeno contractual del pago voluntario, de modo que tales estipulaciones cambiarias (…) no tienen la virtualidad de sustituir o reemplazar los criterios previstos por el Código de Procedimiento Civil para determinar la competencia territorial en los procesos de ejecución, que, como principio general, sigue siendo fijada por el domicilio del demandado -actor sequitur forum rei- (…)».

    9. Con base en lo expuesto y como el ejecutante manifestó expresamente que el convocado cuenta con su domicilio en Bogotá, se concluye, de conformidad con la regla 1ª del precepto 23 del C. de P.C., igualmente recogida por la 1ª del canon 28 del C.G.P., que el estrado judicial a quien inicialmente se le repartió el libelo, es el llamado a asumir su conocimiento, sin perjuicio de que el accionado pueda controvertir esa asignación mediante los mecanismos legalmente procedentes.
    10. Finalmente, no resulta viable entender, como lo hizo la juzgadora primigeniamente receptora de la demanda, que el lugar donde la accionada recibirá la notificación equivalga a su domicilio, puesto que se trata de conceptos diferentes.

    Así, lo ha venido entendiendo esta Sala, entre otras, en decisión CSJ AC 30 mar. 2012, rad. 2012-00479-00, cuando recalcó:

    «(…) para efectos de determinar la competencia no pueden confundirse el domicilio y la dirección indicada para efectuar las notificaciones, toda vez que uno y otro dato satisfacen exigencias diferentes, pues mientras el primero hace alusión al asiento general de los negocios del convocado a juicio, el segundo -que no siempre coincide con el anterior- se refiere al sitio donde con mayor facilidad se le puede conseguir para efectos de su notificación personal (…)».

    En las precedentes condiciones, a pesar de que en cumplimiento del numeral 11 del canon 75 del Código de Procedimiento Civil, en el acápite de «notificaciones» del escrito incoatorio, la entidad demandante incluyó una dirección de Madrid (Cundinamarca), para surtir en ellas el acto de comunicación al convocado, tal inserción, según ha quedado visto, no tiene capacidad para variar la aludida regla general de competencia.

    11. Así las cosas, con sustento en las anteriores pautas, el conflicto planteado será dirimido asignándole el asunto al primero de los despachos judiciales mencionados.
    III.

Fuente Jurisprudencial:

 

SALA DE CASACIÓN CIVIL
ID: 491761
NÚMERO DE PROCESO: 11001-02-03-000-2016-01701-00
NÚMERO DE PROVIDENCIA: AC4543-2016
CLASE DE ACTUACIÓN: CONFLICTO DE COMPETENCIA
TIPO DE PROVIDENCIA: AUTO
FECHA: 15/07/2016
PONENTE: LUIS ALONSO RICO PUERTA
TEMA: CONFLICTO DE COMPETENCIA – Entre juzgados civiles municipales en proceso ejecutivo para el cobro de una suma de dinero incorporado en un pagaré.

 

JURISPRUDENCIA RELACIONADA: 
AC256-2016, 26/01/2016, Rad. 2015-01808-00
AC24-2016, 14/01/2016, Rad. 2014-02656-01
AC 30/03/2012, Rad. 2012-00479-00

 

 

ENSEÑANZA

 

Cuando en la demanda se establezca que el demandado reside ejemplo en Bogotá, éste es el factor que establece la competencia territorial de juzgado, y que así se citen otras direcciones para notificaciones, éstas direcciones solo sirven para efectos de cumplir con la notificación al demandado pero no alteran la competencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *